SE REALIZARÁN CHEQUEOS SANITARIOS A TODOS LOS TRABAJADORES DEL PUERTO

La medida, que estará a cargo del Consorcio Portuario, incluirá también a personal administrativo. Se le controlará la temperatura corporal y las frecuencias cardíaca y respiratoria. Desde el Municipio advirtieron que el hisopado diario es una práctica «imposible» desde el punto de vista práctico y económico.
Luego que se confirmara el contagio de COVID-19 de dos trabajadores de la pesca, las autoridades portuarias acordaron el endurecimiento de los chequeos sanitarios, que a partir de ahora se le realizarán a todos los trabajadores que ingresen al Puerto, incluido el personal administrativo.
La decisión se tomó este mediodía, luego de una reunión en la que participaron los gremios del sector y las autoridades del Consorcio Portuario y del Municipio. El encuentro duró un poco más de una hora y se lograron evacuar allí dudas respecto el contagio del virus, al tiempo que se compartió información general sobre protocolos de prevención en la actividad.
Según señaló a LA CAPITAL, el responsable del SAME local, Juan Di Mateo, hubo en la reunión un pedido puntual por parte de los sindicatos de realizar hisopados en todos los trabajadores siempre que acudan a trabajar, como una manera de controlar que no se hayan contagiado y así poder volver a sus casas con la tranquilidad de no poner en peligro a su familia.
Sin embargo, el especialista aseguró que dicha medida es “imposible tanto desde el punto de vista práctico como económico”. “Hacer eso es prácticamente imposible. Estamos hablando de más de 750 trabajadores en la estiba. Si yo le hago hoy un hisopado y la persona ingresa a trabajar, yo al otro día debería hacerle otro igual porque no sé si tuvo contacto con alguien con síntomas cuando volvió a su casa o mismo algún integrante de su familia”, explicó.
En este sentido, tanto Di Mateo como la secretaria de Salud de la comuna, Viviana Bernabei, ofrecieron las mismas sugerencias que dan a todas las actividades que tienen autorización de seguir funcionando durante la cuarentena: medidas higiénicas de prevención, mantener distancia social y llevar adelante chequeos sanitarios.
Éste último punto fue primordial para llevar algo de tranquilidad a los dirigentes sindicales presentes. Es que según señaló a este medio Carlos Mezzamico, secretario general del gremio de los estibadores (SUPA), ya existía en el sector un protocolo que incluía las revisiones médicas, pero, ahora, a raíz de lo sucedido serán “ajustadas”.
En este sentido, Di Mateo aseguró que las autoridades portuarias se comprometieron a realizar chequeos sanitarios “a toda persona que ingrese al Puerto a trabajar”. “Este chequeo consiste en el control de la temperatura corporal y de las frecuencias cardíaca y respiratoria. De identificarse síntomas, se procederá al protocolo de actuación habitual ante un caso sospechoso de COVID-19″, agregó el profesional.
Por su parte, Mezzamico aseguró que lo acordado en la reunión será transmitido a los trabajadores que, alarmados por la situación y a la espera de medidas que garanticen su seguridad, bloquearon esta mañana las terminales 1 y 2 del Puerto.
“Pudimos plantear nuestro reclamo y nuestro deseo de que se realicen los hisopados. Bernabei explicó que eso sería inútil porque debería hacerse todos los días, pero sí se acordó un ajuste en los exámenes clínicos, que ahora se les realizarán a todas las personas que ingresen al Puerto a trabajar, incluso los oficinistas“, indicó.
Y concluyó: “Lo que vamos a exigir es que se fiscalice esto. Porque uno de los déficit más importantes en el sector es la falta de control. Por ejemplo, el protocolo hasta el momento establecía la limpieza y desinfección del muelle, pero los trabajadores están sobre
todo en las cubiertas de los barcos, y ahí había confusión si se trataba de una responsabilidad del armador o del Consorcio”.
Fuente: La Capital.